Fisioterapia y Fútbol

Fisioterapia Brain-On by Javier Trujillo

En que fallamos los Fisios II: Miedo

“Perturbación angustiosa del ánimo por un riesgo o daño real o imaginario.” RAE
 Un mecanismo de supervivencia y de defensa, pero como siempre, imperfecto. El miedo se desata como conducta de evitación hacia una situación de peligro. Nuestro cerebro le da mayor o menor dimensión al miedo en función del riesgo, del peligro, pero en ocasiones la dimensión del miedo está por encima del peligro. Se trata de una respuesta desmesurada. Miedo al fracaso, miedo al dolor, miedo a lo que provoca dolor… kinesiofobia. La respuesta; evitación, sobredimensionación del dolor, gestión errónea del sistema de movimiento, más miedo, fijación de esos cambios a nivel neuronal.
“El que teme sufrir ya sufre el temor. “Proverbio chino

“El que teme padecer padece ya lo que teme.” Michel Eyquem, señor de Montaigne

“El miedo está siempre dispuesto a ver las cosas peores de lo que son.” Tito Livio
Tensión, rigidez, dolor, incapidad funcional…
“Para quien tiene miedo, todo son ruidos.”  Sófocles
Para que el sistema, rigido, acongojado, atrofiado por el miedo pueda funcionar correctamente, sin interferencias, sin pesadillas, se le debe liberar del miedo. Visión objetiva de la realidad mediante certezas, seguridad, demostraciones, pruebas físicas de un sistema musculoesquelético sano, dentro de la normalidad, solo mal gestionado pero con potencial real para poder cambiar, normalizarse, ser lo que era.
“La ignorancia es madre del miedo.” Henry Home Kames
Con el conocimiento y la seguridad se puede ver la luz al final del túnel, si eliminamos el lastre del miedo estaremos más cerca del objetivo.
“Nadie llegó a la cumbre acompañado por el miedo.” Publio Siro
Desde la perspectiva del movimiento podemos hacer mucho por combatir el miedo desmesurado, el sobredimensionamiento, las limitaciones virtuales, las falsas creencias.
 En ocasiones los profesionales alimentamos ese miedo, ante un sistema de movimiento sano, mejorable por supuesto, con deficiencias, pero que objetivamente no justifica el padecimiento del paciente, buscamos una alteración donde no la hay. Pruebas complementarias , incertidumbre… busqueda de un diagnóstico… hernia discal, osteofito… más miedo. El sistema está gestionado y en ocasiones el fallo es de gestión, falla el director, las consecuencias las padece el obrero.
 Tengo que mejorar este aspecto, abordar con rigor los miedos de mis pacientes, devolverlos a la realidad objetiva aplicando mis herramientas como Fisioterapeuta, mediante una estrategia basada en el movimiento.
 No tengas miedo a admitirlo, tenemos que mejorar ¿verdad?

Acerca de Javier Trujillo

Fisioterapeuta, administrador del portal Fisioweb y autor del blog Fisioterapia y Fútbol

3 comentarios el “En que fallamos los Fisios II: Miedo

  1. Gara
    4 abril, 2012

    Y muchas veces somos nosotros como terapeutas los que limitamos las posibilidades del paciente, los que le enseñamos a tener miedo, los que les enseñamos a ser pacientes al buscar siempre el fallo, la lesión. Gran verdad, para crecer como fisios primero tenemos que hacer mucho autocrítica, la base del aprendizaje. Tenemos tanto por desaprender …

    • javohandpassion
      6 abril, 2012

      Hola Gara:

      Los profesinales de la salud en general, desde el punto de vista informativo, somos bastante yatrogénicos. Pinzamientos, bloqueos vertebrales y un sinfin de etiquetas que sobredimensionan el problema. Informar, siempre, pero dimensionando el problema. ¿Por qué algunos pacientes empeoran después de conocer el diagnóstico? Un desarrollo natural del problema estable que de repente se agudiza simplemente con un diagnóstico. Hay que sentar las bases para una comunicación eficaz, dimensionada, sin sesgos pero en su justa medida y siempre aportando la luz al final del túnel. Miedo el que tenemos los Fisios a no tener todas las respuestas.

      Saludos y gracias por el comentario. Sigamos con la autocrítica, a eso no hay que tenerle miedo

      • Paco Garcia
        25 julio, 2012

        Hola Javier y Gara!

        Decir que tienes mucha razón en tu planteamiento, sobre todo en el comentario al que respondo. Muchas veces el paciente viene con un diagnóstico médico, en ocasiones nosotros en lugar de evaluar correctamente al paciente damos por bueno el diagnóstico y tratamos “eso” que nos han dicho…si venía con un diagóstico confundido justificaremos el pobre resultado de nuestro tratamiento con las etiquetas que mencionas…

        Creo que uno de los miedos (por falta de seguridad…imagino yo) es ha realizar un diagnóstico que contradiga al del médico que nos deriva los pacientes.

        Aunque esta es sólo una opinión personal…esta pequeña crítica es mi autocrítica hacia el gremio. Si aplicamos bien los conocimientos veremos si estamos capacitados para dar luz o volver a derivar al paciente sin contarle “milongas” ni etiquetas…

        Saludos para ambos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 24 febrero, 2012 por en Off topic y etiquetada con , , , , , , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.373 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: