Fisioterapia y Fútbol

Fisioterapia Brain-On by Javier Trujillo

Fascitis-osis-patía plantar

La fascitis plantar es una afección  asociada a deportes de carrera o salto. El fútbol combina estas dos actividades, siendo relativamente frecuente la aparición de dolor en la región plantar del talón asociado a cambios tisulares en la fascia plantar. En cuanto  a la terminología empleada, fascitis hace referencia a un proceso inflamatorio, cuando  en muchos casos se trata de un problema crónico donde no existe cuadro inflamatorio, siendo más correcto emplear el termino fasciosis, haciendo referencia a los cambios degenerativos de la fascia plantar. En este post, hablaremos genéricamente de fasciopatía plantar.

El pie tiene una doble función, antagónica, solo posible gracias a la complejidad de su estructura (el 25% de los huesos del cuerpo humano se encuentra en el pie). Esa doble función se basa en la necesidad de disponer de una estructura flexible, capaz de amortiguar el peso  del cuerpo así como adaptarse a las irregularidades del terreno, pero capaz de transformarse de manera precisa en una estructura rígida para optimizar la impulsión  del cuerpo durante la marcha o la carrera. En ambas fases de la marcha, fase de estancia e impulsión, la fascia se encuentra estresada, lo que hace que tanto un pie excesivamente flexible (disfunción de pronación del pie) como un pie excesivamente rígido (disfunción de supinación) estén implicadas en la aparición de un cuadro doloroso relacionado con cambios histopatológicos en la fascia plantar.

La integridad y eficiencia mecánica del arco longitudinal del pie está garantizada principalmente por cuatro sistemas:

  • La estructura osea y capsuloligamentosa
  • La fascia plantar, que actúa como una banda elástica estirándose para adaptar el pie al contacto con el suelo, acumulando energía cinética que desprenderá posteriormente colaborando en la fase de impulso acortándose y contribuyendo a la suficiente rigidez del pie para garantizar una impulsión optima.
  • La musculatura intrínseca del pie, que optimiza la función de la musculatura extrínseca, redireccionando su acción y, por sus inserciones en la planta del pie, actuando como elelmento estabilizador del arco plantar.
  • El músculo tibial posterior por su inserción en el hueso navicular, cuya contracción eleva este aumentando el arco plantar.

Síntomas:

  • Dolor en la cara plantar del retropié, que puede extenderse hacia las cabezas de los metatarsianos.
  • El dolor es especialmente agudo cuando se apoya el pie por primera vez en el día después del periodo de sueño o posteriormente a una prolongada inactividad.
  • Dolor a la palpación, especialmente cuando se tensiona la fascia previamente.

Diagnóstico diferencial

  • Espolón calcáneo
  • PGM del abductor del primer dedo: Los estudios demuestran que da soporte al arco longitudinal del pie y que su estado de fatiga se relaciona con descenso del escafoides.
  • Disfunción neural

Posibles causas:

Esta patología es un ejemplo claro de que la fuente del dolor no es el origen del problema. Las causas suelen ser alteraciones de la estática del pie con repercusión dinámica, por lo que además del tratamiento sintomático, se debe establecer una línea de actuación destinada a la corrección de estas disfunciones.

Pronación del pie

Supinación del pie

Limitación de la flexión dorsal del tobillo

Ya hemos tratado en posts anteriores la interdependencia funcional entre el pie y la pelvis, así, para la resolución de estas disfunciones se hará necesario explorar posibles alteraciones de la musculatura estabilizadora de la pelvis.

Como estructura fascial que es, está poco vascularizada, lo cual dificulta el proceso de curación, factor a tener en cuenta tanto en el pronóstico como en el tratamiento.

Tto:

  • En la fase aguda del cuadro, la crioterapia se muestra de gran utilidad, en estos casos; recomiendo usar cilindros congelados (una botella de agua congelada por ejemplo). Se coloca el pie encima y se hace rodar la botella con una ligera presión del retropié al antepie progresivamente, proporcionando así un suave criomasaje. Se aplicara justo antes y después de los ejercicios
  • Ejercicios de la musculatura intrínseca del pie: recoger una toalla debajo del pie con los dedos, ejercicios propioceptivos sobre bosu, etc…
  • Estiramientos de la fascia plantar y gastrocnemio
  • Ejercicios con bandas elásticas: flexión plantar, dorsal, inversión y eversión
  • En caso de pronación del pie ejercicios de activación del abductor del primer dedo así como el tratamiento de PGM en su caso
  • Ejercicios excéntricos del gastrocnemio para estimular la generación de fibras musculares en serie y por tanto el elongamiento del músculo
  • El uso de tape es recomendable para disfunciones específicas del pie y para distribuir mejor la carga en la fascia plantar y reducir el dolor. En este sentido recomiendo el uso de el Augmented Low Dye Taping, aunque los estudios indican resultados similares con el uso de órtesis.
  • Existe una correlación entre la tensión de la fascia y el dolor percibido por el paciente, por lo que tratamientos manuales y/o instrumentales destinado a reducir la tensión fascial están indicados.
  • Los estudios evidencian una correlación estadísticamente significativa entre el acortamiento de la musculatura isquiotibial y la incidencia de fascitis plantar. Incluir este aspecto en la exploración y el tratamiento.
  • Como el dolor es especialmente exquisito al levantarse por la mañana o tras un periodo de tiempo largo de inactividad, se recomienda realizar estiramientos de la fascia y ejercicios de flexo-extensión de dedos y tobillo antes de apoyar el pie en e l suelo.
  • Con el fin de evitar que la fascia esté en acortamiento durante un tiempo prolongado, se recomienda el uso de una ortésis nocturna que mantenga el pie en posición funcional. De esta manera, los logros obtenidos mediante el tratamiento no se perderán durante el descanso nocturno

  • Se recomienda un calzado con un buen sistema de amortiguación. En el caso del fútbol, habitualmente el calzado prioriza la adherencia a la amortiguación, lo cual favorece el traumatismo repetitivo de la fascia. Por lo tanto es recomendable utilizar durante la recuperación, incluyendo el periodo de readaptación deportiva, un calzado con una suela que absorba adecuadamente el impacto del pie sobre el suelo.
  • Para minimizar la pérdida de la capacidad aeróbica del deportista durante la lesión, el uso de bicicleta estática, la natación así como la elíptica son una opción viable debido  la ausencia de choque del pie con el suelo.

Referencias:

Renan-Ordine R, Alburquerque-Sendin F, De Souze DPR, Cleland JA, Fernandez-De-Las-Penas C. Effectiveness of Myofascial Trigger Point Manual Therapy Combined With a Self-Stretching Protocol for the Management of Plantar Heel Pain: A Randomized Controlled Trial. J Orthop Sports Phys Ther. 2011;41(2):43-51

Taunton JE, Ryan MB, Clement DB, McKenzie DC, Lloyd-Smith DR, Zumbo BD. A retrospective case-control analysis of 2002 running injuries. Br J Sports Med. 2002;36:95-101

McPoil TG, Martin RL, Cornwall MW, Wukich DK, Irrgang JJ, Godges JJ. Heel pain—plantar fasciitis: clinical practice guidelines linked to the international classification of function, disability, and health from the orthopaedic section of the American Physical Therapy Association. J Orthop Sports Phys Ther. 2008;38:A1-A18.

Headlee DL, Leonard JL, Hart JM, Ingersoll CD, & Hertel, J. (2008). Fatigue of the plantar intrinsic foot muscles increases navicular drop. Journal of Electromyography and Kinesiology, 18, 420-425.

Jung DY, Kim MH, Koh EK, Kwon OY, Cynn HS, Lee WH. (2011) A comparison in the muscle activity of the abductor hallucis and the medial longitudinal arch angle during toe curl and short foot exercises. Physical Therapy in Sport 12;30-35

Mann R & Inman VT. (1964). Phasic activity of intrinsic muscles of the foot. Journal of Bone and Joint Surgery (Am), 46, 469-481.

Pohl MB, Hamill J & Davis IS. (2009). Biomechanical and anatomic factors associated with a history of plantar fasciitis in female runners. Clinical Journal of Sport Medicine, 19, 372-376.

Powers CM, Maffucci R & Hampton S. (1995). Rearfoot posture in subjects with patellofemoral pain. Journal of Orthopaedic and Sports Physical Therapy, 22(4), 155-160.

Ryan M, Grau S, Krauss I, Maiwald C, Taunton J & Horstmann T. (2009). Kinematic analysis of runners with Achilles mid-portion tendinopathy. Foot & Ankle International, 30, 1190-1195.

Mahowald S, Legge BS, Grady JF. The correlation between plantar fascia

thickness and symptoms of plantar fasciitis. J Am Podiatr Med Assoc. 2011

Sep;101(5):385-9. PubMed PMID: 21957269.

Van Lunen B, Cortes N, Andrus T, Walker M, Pasquale M, Onate J. Immediate

Effects of a Heel-Pain Orthosis and an Augmented Low Dye Taping on Plantar

Pressures and Pain in Subjects With Plantar Fasciitis. Clin J Sport Med. 2011 Oct

18. [Epub ahead of print] PubMed PMID: 22011796.

Labovitz JM, Yu J, Kim C. The role of hamstring tightness in plantar

fasciitis. Foot Ankle Spec. 2011 Jun;4(3):141-4. Epub 2011 Mar 2. PubMed PMID:

21368068.

Patel A, DiGiovanni B. Association between plantar fasciitis and isolated

contracture of the gastrocnemius. Foot Ankle Int. 2011 Jan;32(1):5-8. PubMed

PMID: 21288428.

About these ads

Acerca de Javier Trujillo

Fisioterapeuta, administrador del portal Fisioweb y autor del blog Fisioterapia y Fútbol

6 comentarios el “Fascitis-osis-patía plantar

  1. Alberto
    6 diciembre, 2011

    También es recomendable utilizar técnicas de regeneración tisular, como por ejemplo la electrólisis percutanea intratisular.

    • javohandpassion
      9 diciembre, 2011

      Hola Alberto:

      Desde el punto de vista clínico no puedo hablar sobre la EPI puesto que no estoy formado en esa técnica. Desde el punto de vista de la evidencia científica no existe nada publicado al respecto.

      Me han hablado bien acerca de la técnica, así que no dudo que pronto aparezcan los estudios avalando su efectividad, espero que así sea. No descarto cuando tenga oportunidad formarme en EPI.

      Un saludo y muchas gracias por el comentario.

  2. juan facundo
    23 febrero, 2012

    Hola mi caso es muy particular, tengo la fascitis hace 2 años, juego el futbol, y lo raro del caso es que si flexiono el dedo gordo contra mi, el dolor desaparece, podria se uno de los casos en que sirve la pgm???, soy de argentina y no conzco a nadie que practique esa técnica aqui, me gustaria, ver algún grafico de como seria, muchas gracias.

    pd: no tengo ningun dolor en el dedo ni en el arco, siempre me duele el costado interno, el talon, llegando casi al tobillo

    • javohandpassion
      23 febrero, 2012

      Hola juan facundo:

      Entiendo tú preocupación, pero como profesional el mejor consejo que te puedo dar es que busques un buen Fisioterapeuta, preferiblemnte con experiencia en el ámbito deportivo, para que valore tú caso. Nada de lo que puedas leer en internet puede sustituir a la intervención de un profesional. Cuanto antes obtengas un buen diagnóstico y tratamiento mejor será el pronóstico.

      Muchas gracias por tú comentario y suerte

  3. Hola Javier. Me gusta mucho esta entrada. Adjunto el enlace de mi trabajo de fin de grado. Una de las partes más enriquecedoras puede ser la bibliografía, que se suma a todos los que tú has aportado. Un saludo

    http://www.slideshare.net/santipellefisio/tfg-santiago-pellejero

    • Javier Trujillo
      6 mayo, 2014

      Hola Santi:

      En primer lugar disculpa por la tardanza en aprobar el comentario,en lo últimos meses no he podido dedicar tiempo al blog, así que reitero mis disculpas. Muchas gracias por comentar y especialmente por compartir tú trabajo, seguro que muchos compañeros se benefician de su lectura.

      Saludos

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 5 noviembre, 2011 por en Tobillo y pie y etiquetada con , , , , , , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.173 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: